OKS 469: El lubricante sin silicona que revoluciona la industria

OKS 2541 1 1

En un mundo donde la precisión y la eficiencia son clave, la lubricación adecuada es fundamental. Especialmente en aplicaciones donde intervienen plásticos y elastómeros, encontrar el lubricante perfecto puede ser un desafío. Sin embargo, con OKS 469, ese desafío se convierte en una oportunidad para optimizar tus procesos y mejorar la calidad de tus productos.

¿Qué es OKS 469?

OKS 469 es mucho más que un simple lubricante. Es una solución diseñada específicamente para emparejamientos de plástico/plástico y plástico/metal. ¿Por qué es tan especial? Porque es un lubricante sin silicona, lo que lo convierte en la opción ideal para una amplia gama de aplicaciones, desde la industria alimentaria hasta la automotriz.

¿Cuáles son sus aplicaciones?

Las posibilidades son infinitas. Desde grifería unidireccional en la industria alimentaria hasta portavasos en la industria automotriz, OKS 469 ha demostrado ser una opción confiable y eficiente. Pero sus aplicaciones no se detienen ahí. También es una alternativa sin silicona para la lubricación de juntas tóricas y juntas durante el montaje. ¿El resultado? Una lubricación sin igual que garantiza un rendimiento óptimo en cada aplicación.

Ventajas y utilidad

OKS 469 ofrece una serie de ventajas que lo hacen destacar entre la multitud. Su buena compatibilidad con plásticos garantiza una lubricación suave y uniforme, mientras que sus propiedades constantes evitan el secado, endurecimiento o sangrado. ¿Y qué hay de la compatibilidad con la espuma de cerveza? Comprobada y aprobada. Además, cuenta con el registro NSF H1, lo que significa que es seguro para su uso en la industria alimentaria. Pero quizás una de sus mayores ventajas es que está libre de silicona, lo que lo hace aún más atractivo para una amplia gama de aplicaciones. Y no nos olvidemos de su fórmula libre de MOSH/MOAH, que garantiza una lubricación segura y confiable en todo momento.

Datos técnicos

OKS 469 no solo ofrece un rendimiento excepcional, sino que también está respaldado por datos técnicos sólidos. Con una temperatura de aplicación que oscila entre -25°C y 150°C, es capaz de soportar condiciones extremas sin perder eficacia. Y con una viscosidad de 400 mm²/s a 40°C, garantiza una lubricación suave y uniforme en todo momento.

Conclusión

En resumen, OKS 469 es mucho más que un lubricante. Es una solución innovadora diseñada para satisfacer las necesidades específicas de la industria moderna. Su fórmula sin silicona lo hace ideal para una amplia gama de aplicaciones, desde la industria alimentaria hasta la automotriz. Con sus propiedades constantes y su compatibilidad probada, es la elección perfecta para aquellos que buscan optimizar sus procesos y mejorar la calidad de sus productos. Así que la próxima vez que necesites una lubricación sin igual, no busques más allá de OKS 469.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

one × 2 =